EMT: 23 de Septiembre del 2013

A continuación encontrarás la información que se analizará en el Programa de la Escuela del Ministerio Teocrático para la Semana del 23 de Septiembre del 2013. Se incluiyen los Puntos Sobresalientes, Discursos 1, 2 y 3.

Da clic en cada sección para ver el discurso correspondientes. Al final puedes descargar todo en un solo archivo PDF.

Puntos sobresalientes de la lectura semana de la biblia: 2 Corintios 8 a 13

Respuestas a preguntas bíblicas:

11:1, 16; 12:11. ¿Fue Pablo irrazonable y presumido con los corintios? No, pero algunos quizás lo pensaran al escuchar las cosas que tuvo que decir para defender su autoridad como apóstol.

12:1-4. ¿Quién “fue arrebatado al paraíso”? Es razonable pensar que fue Pablo, pues él habla de este suceso justo después de haber defendido su condición de apóstol, y en ningún lugar de la Biblia se dice que otra persona tuviera la visión mencionada. Probablemente, lo que Pablo contempló fue el paraíso espiritual del que disfrutaría la congregación cristiana en “el tiempo del fin” (Dan. 12:4).

Lecciones para nosotros:

10:13. Por lo general, debemos limitarnos a predicar en el territorio asignado a nuestra congregación, a menos que nos pidan que ayudemos en cierta zona donde hay necesidad.

13:5. Los cristianos deben estar “poniéndose a prueba para ver si están en la fe”, es decir, examinando si su conducta está de acuerdo con lo que manda la Biblia. Además, deben estar “dando prueba de lo que […] son”, o sea, evaluando su espiritualidad, sus “facultades perceptivas” y sus obras de fe (Heb. 5:14; Sant. 1:22-25). Sin duda, los sabios consejos de Pablo nos ayudan a seguir en el camino de la verdad.

Pregunta para el Repaso: ¿Qué podemos hacer para dejarnos llevar por el principio que hallamos en 2 Corintios 9:7?

*** g 5/08 pág. 21, recuadro: “Dios ama al dador alegre” ***

  Estas palabras, recogidas en la Biblia en 2 Corintios 9:7, constituyen un principio rector para los testigos de Jehová. Al donar nuestro tiempo, energías y bienes para el beneficio de nuestros semejantes, seguimos el consejo que dice: “No amemos de palabra ni con la lengua, sino en hecho y verdad” (1 Juan 3:18).

  Cuando surge una necesidad, como en el caso de un desastre natural, consideramos un privilegio auxiliar a las víctimas. Por ejemplo, tras el paso de los huracanes Katrina, Rita y Wilma por el sur de Estados Unidos, miles de Testigos acudieron a las zonas damnificadas para colaborar en las obras de asistencia y reconstrucción. Estos voluntarios, supervisados por comités de socorro locales, repararon y restauraron más de cinco mil seiscientas viviendas de sus hermanos espirituales y noventa Salones del Reino, prácticamente todos los que habían sufrido daño.

  Los testigos de Jehová no exigimos el diezmo ni pedimos dinero de ninguna otra manera. Nuestra labor se sostiene enteramente por donaciones voluntarias (Mateo 6:3, 4; 2 Corintios 8:12).

Discurso 1: 2 Corintios 10:1-18

Discurso 2: Si alguien dice…‘Yo creo en la reencarnación’ (rs pág. 299 párr. 4-pág. 200 párr. 2)

Usted pudiera contestar: ‘Usted espera que con el tiempo el resultado sea una vida mejor, ¿no es así?… Dígame, ¿quisiera vivir en un mundo como el que se describe aquí en Revelación 21:1-5?’.

O contestar: ‘Le agradezco que me diga eso. ¿Me permite preguntarle si usted siempre ha creído así?… ¿Qué le hizo abandonar sus creencias anteriores?’. (Entonces pudiera usar las ideas bajo el primer encabezamiento de la página 299.)

Otra posibilidad: ‘He tenido buenas conversaciones con otras personas que creen como usted. ¿Me permite preguntarle por qué cree que es necesaria la reencarnación?’. Entonces pudiera añadir: 1) ‘¿Recuerda usted todos los detalles de las vidas anteriores que cree que tuvo?… Pero eso sería necesario para que una persona corrigiera sus errores anteriores y mejorara, ¿no es cierto?’. 2) Si la persona dice que es una bondad el que olvidemos, pudiera preguntarle: ‘Pero ¿considera usted que tener mala memoria sea una ventaja para la persona en su vida cotidiana? Además, si cada 70 años más o menos olvidáramos todo lo que hemos aprendido, ¿se nos estaría ayudando a mejorar nuestra situación?’. 3) Si la persona dice que solo las mejores personas nacen de nuevo como humanos, usted pudiera preguntar: ‘Entonces, ¿por qué han seguido empeorando las condiciones mundiales?… La Biblia muestra cómo se alcanzará verdadero mejoramiento en nuestros días (Dan. 2:44)’.

Discurso 3: ¿Cómo debe entenderse 1 Corintios 10:13?

*** w12 15/4 pág. 27 párrs. 1-2 Jehová nos resguarda para la salvación ***

[…] La Biblia nos da esta garantía: “Dios es fiel, y no dejará que sean tentados más allá de lo que pueden soportar, sino que junto con la tentación también dispondrá la salida para que puedan aguantarla” (1 Cor. 10:13). ¿Qué implican estas palabras?

2 Es evidente que Jehová tiene que saber todo acerca de nosotros —las dificultades que afrontamos, nuestra forma de ser y nuestra resistencia personal—, pues solo así puede estar seguro de que la tentación que permite que pasemos no sea superior a nuestras fuerzas. Pero ¿de verdad nos conoce tan a fondo? Sin la menor duda. Las Escrituras muestran que es consciente hasta del más mínimo detalle de cada uno. No se le escapa nada de nuestra vida y costumbres. Lo que es más, lee nuestros pensamientos y capta nuestras intenciones (léase Salmo 139:1-6).

*** w10 15/11 pág. 27 párr. 16 Jehová es nuestro Soberano ***

16 Sin duda, podemos defender la soberanía de Jehová y ser leales a él, pues el apóstol Pablo escribió: “Ninguna tentación los ha tomado a ustedes salvo lo que es común a los hombres. Pero Dios es fiel, y no dejará que sean tentados más allá de lo que pueden soportar, sino que junto con la tentación también dispondrá la salida para que puedan aguantarla” (1 Cor. 10:13). ¿De dónde viene la tentación que menciona Pablo, y cómo nos brinda Dios la salida?

20 ¿De qué manera “dispondrá la salida” Jehová? Dándonos fuerzas para resistir la tentación. Pensemos en el caso de la persecución. Nuestros enemigos tal vez nos maltraten con la intención de hacernos abandonar la fe. Al sufrir tales abusos, tal vez nos veamos tentados a claudicar para evitar los golpes, las torturas o incluso la muerte. Pero, tal como indicó Pablo en 1 Corintios 10:13, tenemos la garantía divina de que la prueba será temporal. Jehová nunca permitirá que la situación llegue al punto de que nos resulte imposible seguir fieles. Él puede fortalecer nuestra fe y espiritualidad para que permanezcamos íntegros.

21 Jehová nos sostiene con su espíritu. Además, mediante él nos hace recordar ideas bíblicas que necesitamos para resistir la tentación (Juan 14:26). De este modo, no caemos en el error de desviarnos del buen camino. Por ejemplo, comprendemos que se han cuestionado dos asuntos íntimamente relacionados entre sí: la soberanía divina y la integridad del ser humano. Conocer este hecho y contar con la ayuda de Dios ha permitido a muchos cristianos ser íntegros hasta la muerte. En su caso, ¿cuál fue “la salida” de la tentación? No fue la muerte. Lo que les permitió aguantar hasta el fin sin pecar fue la ayuda de Jehová. Él nos brinda esa misma ayuda a todos nosotros. De hecho, nos apoya con sus ángeles, los cuales son siervos públicos “enviados para servir a favor de los que van a heredar la salvación” (Heb. 1:14).

*** w09 15/5 pág. 22 párr. 9 Los ángeles: “espíritus para servicio público” ***

9 La Biblia señala que “el ángel de Jehová está acampando todo en derredor de los que le temen, y los libra” (Sal. 34:7; 91:11). Puesto que Satanás ha cuestionado la integridad de los siervos de Dios, Jehová le permite ponernos a prueba de diversas maneras (Luc. 21:16-19). Sin embargo, Dios sabe en qué momento deja de ser necesario que siga la prueba, pues sabe cuándo ha quedado claramente demostrada nuestra fidelidad (léase 1 Corintios 10:13). Los ángeles siempre están alerta para intervenir si esa es la voluntad de Dios. Por ejemplo, rescataron a Sadrac, Mesac, Abednego, Daniel y Pedro. Ahora bien, los ángeles no impidieron las muertes de Esteban y Santiago a manos de sus enemigos (Dan. 3:17, 18, 28; 6:22; Hech. 7:59, 60; 12:1-3, 7, 11). ¿Por qué razón? Porque las circunstancias y las cuestiones implicadas eran diferentes. De igual modo, aunque algunos de los hermanos que estaban en los campos de concentración nazis fueron ejecutados, Jehová hizo que sobreviviera la mayoría de ellos.

*** w08 15/3 pág. 13 párr. 7 Jehová escucha nuestras súplicas ***

7 Tengamos la seguridad de que Jehová puede y quiere ayudarnos, sea cual sea el problema que atravesemos. “Dios es para nosotros refugio y fuerza, una ayuda que puede hallarse prontamente durante angustias.” (Sal. 34:15-18; 46:1.) ¿Cómo nos ayuda él? Veamos lo que dice 1 Corintios 10:13: “Dios es fiel, y no dejará que sean tentados más allá de lo que pueden soportar, sino que junto con la tentación también dispondrá la salida para que puedan aguantarla”. Puede ser que Jehová decida eliminar el problema que nos agobia. O quizás decida, más bien, darnos las fuerzas para aguantarlo. Pero tanto en un caso como en el otro, podemos contar con su ayuda.


Descargar programa de la Escuela del Ministerio Teocrático – Semana del 23 de Septiembre del 2013PDF2

 

Pregunta: ¿Les gusta el formato de la publicación? Tiene barras que al darle clic muestra la información de cada Discurso. O Quizá prefieran toda la información sin segmentos. Opinen por fas…

Comments

  1. Por aurorita

    Responder

  2. Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *